Una mala palabra que debemos decir sin ruborizarnos: el mercadeo

Si queremos sostener un medio a largo plazo, tenemos que reconocer que el periodismo es un negocio, que alguien tiene que pagar las cuentas y que el periodismo involucra el intercambio de dinero.

¿El dinero? Esta es una mala palabra para los periodistas. Nos hace ruborizar. Se lo asocia con el tráfico de influencias, grupos de presión, el soborno, la corrupción y otros temas de nuestro periodismo de investigación. Aquí tienen otra mala palabra:

El Mercadeo (marketing)

Esta es la disciplina de identificar las necesidades y aspiraciones de un público objetivo, de crear un producto para servir a ese público y de comunicar mensajes convincentes sobre el producto a ese público.

El Marketing nos ayuda a llegar a más personas y ser más útiles según sus intereses. En su forma más básica, esta «mala palabra» significa conocer a los clientes o lectores — edad, género, nivel económico, etc. — así como sus necesidades y aspiraciones.

Esta mala palabra – mercadeo – significa escuchar a los lectores para entender sus necesidades y sus aspiraciones, tratarlos con respeto y encontrar maneras de servirles.

No hacíamos caso al lector

Hasta hace pocos años los periodistas habíamos vivido en una burbuja, aislados de los lectores. Algunos de nosotros suponíamos que el público tenía la responsabilidad cívica de leer nuestras historias,  aunque no siempre estuvieran bien escritas. La verdad es que publicábamos las columnas y los artículos sin saber a ciencia cierta quién las iba a leer, por eso no nos importaba mucho quién fuera el lector.

La parte comercial de los periódicos funcionaba independiente de la parte editorial y producía unos márgenes de beneficio excepcionales, incluso cuando escribíamos historias aburridas, irrelevantes y mal investigadas.

Debemos escuchar

Hoy día las reglas del juego han cambiado y todos tienen voz en WordPress, Facebook y Twitter. Estamos descubriendo que «la gente anteriormente conocida como el público» (Jay Rosen) tiene cosas interesantes que decir y tiene a menudo información mejor y más precisa que los periodistas profesionales. El público ha puesto de manifiesto los defectos de nuestro trabajo.

Medir para conocer

La ciencia del mercadeo consiste en usar las herramientas de medición como Goolge Analytics para conocer mejor a los usuarios, sus preferencias y sus hábitos de uso. Aprenda a medir la lealtad de los lectores. Descubra las comunidades en donde viven los visitantes a su sitio web. Vea cuánto tiempo pasan los diferentes públicos por visita en su sitio y cuáles son los contenidos más populares. No hay que complacer al público sino  conocerlo para servirle bien.

Posted in Aprendizajes and tagged with , , . RSS 2.0 feed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *