Un paseo por Silicon Valley

En Silicon Valley se siente algo mágico en el aire. Esa magia proviene de una mezcla particular de gente talentosa, inversores audaces, ideas grandísimas y un sentimiento de urgencia por todas partes.

Así describió Ana Ormaechea, periodista española, Editora de la  revista muyinteresante y coordinadora de la versión en iPad, su experiencia durante una beca en  Stanford University, ubicada en el corazón de Silicon Valley, el gran centro mundial del emprendimiento, donde tienen sus cuarteles compañías como Apple, Google, Facebook, Intel, Netflix, Twitter, Cisco, entre muchas otras.

Ana publica sus anécdotas y aprendizajes en su blog La rubia de Sillicon Valley y hace unos días compartió sus experiencias con los participantes del Laboratorio de Emprendimientos Periodísticos Digitales de la FNPI.

Estos son algunos puntos clave de la presentación de @aormaechea:

Aspectos  esenciales que le dan valor a una nueva empresa:

  • Identificar y resolver un problema
  • Identificar su mercado objetivo
  • Ser técnicamente factible
  • Ser económicamente sostenible

Ana mencionó los consejos de Tina Seelig, quien dirige el programa de innovación en Stanford. Ella enfatiza en la importancia de la rapidez en conceptualizar el producto o servicio, hacer un prototipo y lanzarlo al mercado. No hay que perfeccionar el concepto sino probar el prototipo en el mercado real.

La cuna de innovadores

En Silicon Valley, Steve Jobs creó su Apple y Mark Zuckerberg hizo famoso su Facebook. Ambos utilizaron una fórmula parecida: un equipo de personas con sed de innovar, una comunidad de inversores que aceptan nueve fracasos por cada éxito, talento técnico y comercial desbordado y un espíritu de colaboración.

Esta última cualidad, dijo Ormaechea, fue algo sorprendente. La gente demuestra una disposición singular a ayudar a otros emprendedores.  Se trata de una comunidad de innovación.

Un “pitch” impecable

En el ambiente del Valley, constantemente te topas en los cafés, las conferencias y los bares con gente que quiere saber lo último y más innovador. Ahí los emprendedores deben estar siempre listos, pues en cualquier momento se pueden encontrar con un inversor, quien posiblemente les concederá 1 minuto de su valioso tiempo para que logren convencerlo de que su proyecto resuelve un problema, cuenta con un equipo talentoso, es viable y ofrece una buena relación costo- beneficio.

Esto es lo que se conoce como el “pitch” o la  capacidad de explicar y justificar el proyecto de manera contundente. Según  Ormaechea, hay que refinar y destilar este pitch constantemente, pues nunca sabes cuando un tipo de tennis y jeans desgastados, al mejor estilo de Steve Jobs o Mark Zuckerberg, podría ser representante de una firma en búsqueda de nuevos proyectos y talentos.

Coda: Después de su regreso a España, Ormaechea ha puesto en marcha el capítulo madrileño de Hacks & Hackers (periodistas y programadores). En la actualidad, es editora de la revista Muy Interesante y coordina el proyecto de la revista en iPad.

Ver presentación del Webinar

Posted in Aprendizajes, Webinars and tagged with , , , . RSS 2.0 feed.

1.001 Responses to Un paseo por Silicon Valley

  1. Pingback: Laboratorio de emprendimientos periodísticos digitales | Un paseo por Silicon Valley | Emprender | Scoop.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *